Vivienda con un documento que simboliza varios pagos por la casa

Conozca lo que usted puede permitirse.

Revise su plan de gasto mensual para calcular cuánto puede permitirse pagar por una vivienda, incluida la hipoteca, los impuestos sobre la propiedad, el seguro y el mantenimiento y los servicios públicos mensuales. Asegúrese de que reserva parte de su dinero para emergencias. Haga planes por adelantado para asegurarse de que podrá permitirse sus pagos mensuales durante varios años. Controle su informe de crédito para verificar que la información que contiene sea precisa. Una calificación de crédito más alta puede ayudarle a conseguir una tasa de interés más baja en su hipoteca.

  1. Los pagos de entrada y el seguro hipotecario privado.

  2. Glosario de hipoteca

  3. Asesoramiento por parte de fuentes de confianza.

  4. La ley exige equidad en los préstamos