Compra de vivienda y préstamos hipotecarios

Comprar o alquilar una casa es una gran decisión financiera. Ya sea que se trate de un condominio, una casa adosada o una residencia unifamiliar —sea una nueva construcción o una vivienda ya existente—, esta transacción tendrá un impacto significativo en su presupuesto.

¿Qué necesita saber?

Comprenda las diferencias financieras entre alquilar y ser propietario.

Mientras que ser propietario puede resultar beneficioso para algunos, muchas personas consideran que alquilar es una mejor opción. Existen numerosos ejemplos que muestran cómo alquilar puede ahorrarle a los consumidores una importante suma de dinero. No obstante, la decisión de alquilar o comprar una vivienda es un asunto totalmente personal. Use esta calculadora para decidir qué es lo mejor para usted en este momento. Lea también el artículo Alquilar o comprar una casa de la NCUA para obtener información más detallada.

Conozca lo que usted puede permitirse.

Revise su plan de gasto mensual para calcular cuánto puede permitirse pagar por una vivienda, incluida la hipoteca, los impuestos sobre la propiedad, el seguro y el mantenimiento y los servicios públicos mensuales. Asegúrese de que reserva parte de su dinero para emergencias. Haga planes por adelantado para asegurarse de que podrá permitirse sus pagos mensuales durante varios años. Controle su informe de crédito para verificar que la información que contiene sea precisa. Una calificación de crédito más elevada puede ayudarlo a conseguir una tasa de interés más baja en su hipoteca.

Busque y compare.

Buscar supone tiempo y energía, pero si no compara le puede costar miles de dólares. Para encontrar el mejor préstamo, deberá buscar y comparar diferentes opciones.

Conozca los precios y las tarifas de los préstamos.

Muchos consumidores aceptan el primer préstamo que les ofrecen y no se dan cuenta de que podrían conseguir un préstamo mejor. Un mismo día, prestamistas y agentes intermediarios pueden ofrecer tasas de interés y tarifas distintas a consumidores distintos para el mismo préstamo, incluso en casos en que dichos consumidores tienen las mismas condiciones. Tenga en cuenta que los prestamistas y agentes intermediarios también consideran la ganancia que reciben si está de acuerdo con los términos de un préstamo con tarifas más altas, puntos más altos o una tasa de interés más alta. Buscar y comparar es la mejor manera de evitar préstamos más caros.

Consulte sobre los pagos de entrada y el seguro hipotecario privado.

Algunas compañías hipotecarias exigen el 20% del precio de compra de la casa como pago de entrada. No obstante, ahora muchos prestamistas ofrecen préstamos que exigen menos del 20% como pago de entrada, y en ocasiones apenas el 5% en los préstamos convencionales. Si su pago de entrada es inferior al 20%, las compañías hipotecarias suelen exigirle al comprador de la vivienda que adquiera un seguro hipotecario privado (PMI) para proteger al prestamista en caso de que el comprador no pague.

Cuando están disponibles los programas respaldados por el gobierno como el de la FHA (Administración Federal de Vivienda), el del VA (Administración de Veteranos) o el de los Servicios de Desarrollo Rural , es posible que los requisitos del pago de entrada sean pocos.

  • Consulte si la compañía hipotecaria solicita un pago de entrada, incluso lo que necesita hacer para verificar que los fondos destinados a su pago de entrada estén disponibles.
  • Consulte con su compañía hipotecaria sobre los programas especiales que pudiera ofrecer.

Si debe tener un PMI para acceder a su préstamo

  • Pregunte cuál será el costo total del seguro.
  • Pregunte de cuánto será su pago mensual al incluir la prima del PMI.

Conozca los riesgos y beneficios de las opciones de préstamos.

Al comprar una vivienda, recuerde evaluar las diferentes opciones disponibles, comparar costos y términos y negociar para obtener el mejor precio posible. Las hipotecas tienen muchas características, entre ellas:

  • tasas de interés fijas o tasas de interés ajustables;
  • ajustes de pago;
  • en algunas usted solo paga los intereses del préstamo durante un tiempo y después liquida el capital (la cantidad del préstamo);
  • algunas cobran una multa por liquidar el préstamo antes de tiempo; y
  • otras tienen un pago elevado que vence al final del préstamo (un pago global).

Nota: las cooperativas federales de ahorro y crédito tienen prohibido cobrar multas por pagos anticipados.

Tenga en cuenta todas las características de la hipoteca, la APR (tasa de porcentaje anual) y los costos de cierre. Pida a su compañía hipotecaria que calcule a cuánto podrían ascender los pagos mensuales en un año y en 5 o 10 años.

Esta hoja de cálculo de créditos hipotecarios también puede resultarle útil. Llévela con usted cuando consulte con cada prestamista o intermediario y anote la información que obtenga. No dude en hacer que los agentes y compañías hipotecarias compitan entre ellos por su compra y hágales saber que busca el mejor precio posible. La mayoría de las compañías hipotecarias debería brindar cronogramas de amortización inicial durante la vida del préstamo en función de las características del préstamo elegido.

Cuando esté preparado para comprar una vivienda, consulte con su cooperativa de ahorro y crédito sobre tasas de interés competitivas e infórmese sobre sus opciones de hipoteca, incluidos los términos y las condiciones del préstamo.

Lea la letra pequeña. Las declaraciones de divulgación son documentos legales.

Las divulgaciones detallan todos los hechos materiales pertinentes a una determinada transacción. Las leyes federales y estatales exigen que las instituciones financieras brinden a sus clientes divulgaciones que contengan información sobre los términos. Leer las divulgaciones podría resultarle difícil debido al lenguaje complicado o confuso que suele emplearse en ellas. No obstante, las declaraciones de divulgación contienen información fundamental que usted necesita conocer para tomar una decisión fundada sobre qué institución financiera, y qué productos y servicios, le conviene elegir.

Para comprender sus derechos y responsabilidades legales así como también los derechos y responsabilidades de la cooperativa de ahorro y crédito, lea los documentos que reciba de la institución financiera. Lea todo el documento de divulgación. No dude en pedir explicaciones, aclaraciones y respuestas a sus preguntas antes de abrir una cuenta o aceptar un préstamo.

Debe comprender las declaraciones de la divulgación antes de firmar cualquier documento.

Obtenga información en fuentes de confianza.

Adquirir una vivienda es la inversión más grande que llegan a hacer la mayoría de los estadounidenses. Un préstamo hipotecario es también uno de los compromisos financieros más complejos y costosos que usted tendrá que afrontar en su vida, y por esa razón es normal pedir ayuda. Hable con un asesor de vivienda de confianza o con un abogado especializado en bienes inmuebles que usted contrate para revisar sus documentos antes de firmarlos. Puede encontrar una lista de recursos de asesoramiento en NeighborWorks y en el sitio web del Departmento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU. (HUD) o llamando al (800) 569-4287.

Conozca los diferentes tipos de hipoteca.

Los dos tipos principales de hipotecas son las de tasa fija y las de tasa ajustable, pero también se encuentra disponible una amplia variedad de otros productos hipotecarios. A continuación encontrará las ventajas y desventajas de algunas de las hipotecas que tal vez desee considerar.

TIPOS MÁS COMUNES DE HIPOTECAS DE VIVIENDA

Mostrar/Ocultar texto alternativo

Tabla de los tipos más comunes de hipotecas de vivienda. Vea también la alternativa de texto.  

 
Tipo de hipoteca Ventajas Desventajas
Hipoteca de tasa fija Sin sorpresas. La tasa de interés es la misma durante toda la vida del préstamo, que por lo general es de 15, 20 o 30 años. Si las tasas de interés caen, podría verse obligado a pagar tasas más elevadas.
Hipoteca de tasa ajustable (ARM) o de tasa variable Suelen ofrecer una tasa de interés inicial menor a la de los préstamos de tasa fija. Luego de un período inicial, las tasas fluctúan durante la vida del préstamo. Cuando las tasas de interés aumentan, por lo general también lo hacen sus pagos del préstamo.
Préstamo de la Administración Federal de Vivienda (FHA) Permite que los compradores que de otra forma y debido a su historial de crédito no puedan calificar para un préstamo hipotecario puedan obtener uno con un pago de entrada reducido. El monto de su préstamo podría ser limitado.
Préstamo de VA Préstamos garantizados para veteranos elegibles, personal en servicio activo y cónyuges sobrevivientes. Ofrecen tasas competitivas y pagos de entrada bajos o inexistentes. El monto de su préstamo podría ser limitado.
Hipoteca con pago global Suele tratarse de un préstamo de tasa fija con pagos relativamente bajos durante un período fijo. Luego de un período inicial, el saldo total del préstamo debe liquidarse de inmediato. Este tipo de préstamo podría ser arriesgado para ciertos prestatarios.
Solo interés El prestatario paga solo el interés del préstamo, en pagos mensuales, durante un plazo fijo. Luego de un período inicial, debe liquidarse el saldo del préstamo. Esto podría significar pagos mucho más elevados, pagar una suma global o refinanciar.
Hipoteca inversa Permite a los ancianos (de 62 años o más) convertir el capital de sus viviendas en efectivo; no deben devolver el préstamo ni los intereses siempre y cuando continúen viviendo en la casa. Sujeto a prácticas de préstamo agresivas y falsas promesas publicitarias, especialmente de parte de prestamistas que buscan aprovecharse de los ancianos. Verifique que el préstamo cuente con seguro federal.

La ley exige equidad en los préstamos

La Ley de Igualdad de Oportunidades de Crédito prohíbe que prestamistas y compañías hipotecarias discriminen a los solicitantes de crédito en cualquier aspecto de una transacción de crédito a causa de su raza, color, religión, nacionalidad, sexo, estado civil, edad, ya sea que todos o parte de los ingresos del solicitante provengan de un programa de asistencia pública, o que el solicitante haya ejercido de buena fe un derecho amparado por la Ley de Protección de Crédito al Consumidor.

La Ley de Equidad de Vivienda prohíbe la discriminación en transacciones de inmuebles residenciales a causa de raza, color, religión, sexo, discapacidad, situación familiar o nacionalidad. Según estas leyes, no es posible basarse en estas características para negarle un préstamo a un consumidor ni tampoco para cobrarle más por un préstamo o para ofrecerle términos menos favorables.


 

CONSEJO: sepa cómo se ajusta su ARM.
Antes de optar por una hipoteca de tasa ajustable, averigüe lo siguiente:

  • A cuánto pueden aumentar su tasa de interés y sus pagos mensuales con cada ajuste.
  • Con qué frecuencia se ajustará su tasa de interés.
  • Cuán pronto podría aumentar su pago.
  • Si existe un tope con respecto al aumento de su tasa de interés.
  • Si existe un límite con respecto a la baja de su tasa de interés.
  • Si podrá continuar permitiéndose el préstamo en caso de que la tasa y el pago aumenten hasta el máximo permitido por el contrato del préstamo.