Compra de auto

Un automóvil nuevo es el artículo más caro, después de una vivienda, que compran muchos consumidores. Según la Asociación Nacional de Comerciantes de Automóviles, el precio promedio de un automóvil nuevo vendido en Estados Unidos es de $30,000. Por eso es importante saber cómo hacer una compra inteligente. Su cooperativa de ahorro y crédito puede discutir con usted las opciones de préstamo para autos.

Investigue acerca de su nuevo auto

Piense qué modelo de auto y qué opciones quiere y cuánto está dispuesto a gastar. Investigue un poco. Es posible que así se sienta menos presionado a tomar una decisión apresurada o costosa en el concesionario y es más probable que realice una compra mejor.

 

Tenga en cuenta estas sugerencias:

  • Consulte en la biblioteca, la librería o en Internet las publicaciones que hablen de las características y precios del nuevo auto. Esto puede proporcionarle información sobre el precio del distribuidor para modelos y opciones específicas.
  • Visite más concesionarios para obtener el mejor precio posible y compare modelos y precios que vea en publicidad y en las exposiciones. También puede contactar con su cooperativa de ahorro y crédito o con un servicio de compra de autos para hacer comparaciones.
  • Piense en negociar un precio. Probablemente los comerciantes estén deseando negociar su propio margen de beneficios, que suele ser entre el 10 y el 20 por ciento. Normalmente, esta es la diferencia entre el precio de venta al público sugerido por el fabricante (MSRP) y el precio de factura.
  • Como el precio es un factor que influye en los cálculos del distribuidor independientemente de si paga en efectivo o si financia su auto - y que también afecta a sus pagos mensuales - negociar su precio puede ahorrarle dinero.
  • Considere solicitar un auto nuevo si no ve lo que quiere entre los que ofrece el distribuidor. Esto puede suponer algún retraso, pero los automóviles en el concesionario pueden tener opciones que usted no quiere y que pueden incrementar el precio. Sin embargo, los vendedores a menudo quieren vender su inventario actual rápidamente, y así es posible que pueda negociar un buen precio si alguno de los automóviles en existencias cumplen sus necesidades.

Conozca los términos

Las negociaciones suelen tener su propio vocabulario. Aquí tiene algunos términos que puede oír cuando esté negociando un precio.

  • Precio de factura es el cargo inicial del fabricante al distribuidor. Suele ser mayor que el costo final del distribuidor porque los distribuidores reciben devoluciones, subvenciones, descuentos y premios de incentivos. Generalmente, el precio de factura debe incluir el envío (también conocido como destino y entrega). Si usted quiere comprar un automóvil basándose en el precio de factura (por ejemplo, "al precio de factura", "$100 por debajo del precio de factura", "el dos por ciento por encima del precio de factura") y si el envío ya está incluido, asegúrese de que no añadan el envío otra vez al contrato de venta.
  • Precio base es el costo del automóvil sin opciones, pero incluye equipamiento estándar y la garantía de fábrica. Este precio está impreso en la etiqueta adhesiva Monroney.
  • Precio de etiqueta Monroney muestra el precio base, las opciones instaladas por el fabricante con el precio de venta al público sugerido por el fabricante, el costo del transporte del fabricante y el consumo de combustible (millaje). Esta etiqueta, pegada a la ventana del auto, es requerida por la ley federal y sólo la puede retirar el comprador.
  • Precio de etiqueta del distribuidor, normalmente en una etiqueta complementaria, es el precio de etiqueta Monroney más el precio de venta al público sugerido para las opciones instaladas por el distribuidor, tales como el margen de beneficio adicional del distribuidor (ADM) o las ganancias adicionales del distribuidor (ADP), la preparación del distribuidor y la primera capa de pintura.

Financie su auto

Si decide financiar su nuevo automóvil, no olvide que el financiamiento obtenido por el distribuidor, aunque contacte con los prestamistas en su nombre, puede ser que no sea la mejor oferta que usted pueda conseguir. Contacte directamente con los prestamistas. Compare el financiamiento que le ofrecen con el financiamiento que le ofrece el distribuidor. Ya que las ofertas varían, busque el mejor trato, compare la tasa de porcentaje anual (APR) y la duración del préstamo. Cuando esté negociando para financiar un auto, sea precavido y no se concentre solamente en los pagos mensuales. La cantidad total que deberá pagar depende del precio del auto que haya negociado, de la APR y de la duración del préstamo.

Los concesionarios a veces ofrecen tasas de financiamiento muy bajas para autos o modelos específicos, pero puede ser que no estén dispuestos a negociar el precio de estos automóviles. Para optar por las tasas especiales, es posible que le exijan un pago de entrada grande. Con estas condiciones, puede encontrar que a veces es más asequible pagar cargos de financiamiento más altos por un automóvil con un precio más bajo o comprar un auto que requiera un pago de entrada más pequeño.

Antes de firmar un contrato para comprar o financiar el automóvil, considere los términos de financiamiento y evalúe si su precio es razonable. Antes de abandonar el predio, asegúrese de tener una copia del contrato que usted y el concesionario han firmado y verifique que todos los espacios en blanco se hayan completado.

Es posible que ciertos concesionarios y prestamistas le soliciten adquirir un seguro de crédito para saldar su préstamo en caso de fallecimiento o discapacidad. Antes de adquirir un seguro de crédito, considere el costo y si merece la pena o no. Compruebe sus pólizas existentes para evitar duplicar los beneficios.

La ley federal no exige el seguro de crédito. Si su distribuidor le exige que adquiera un seguro de crédito para financiar el automóvil, tiene que ser incluido en el costo del crédito. Es decir, tiene que estar reflejado en la APR. Es posible que el fiscal general de su estado también tenga exigencias en cuanto al seguro de crédito. Consulte con el comisionado de seguros de su estado o con la agencia estatal de protección al consumidor.

Antes de negociar el precio de su nuevo auto, use esta hoja de cálculo para establecer las posibilidades de regateo. *Consulte la factura del concesionario o las publicaciones de la industria automotriz para conocer el precio de factura.

Entregue su auto usado en parte de pago

Consulte la posibilidad de entregar su auto en parte de pago solo luego de haber negociado el mejor precio posible para su auto nuevo y una vez que conozca el valor de su auto usado. Averigüe cuál es el valor de su vehículo actual antes de negociar la compra del auto nuevo. Consulte las guías de la Asociación Nacional de Comerciantes de Automóviles (NADA), Edmunds, y Kelley Blue Book. Esta información podría ayudarlo a obtener un mejor precio del concesionario. Aunque vender su auto por cuenta propia podría llevarle más tiempo, por lo general obtendrá más dinero que si lo entrega como parte de pago.

Analice los contratos de servicio

Safercar.gov - Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras (NHTSA)

El sitio Safecar.gov tiene la misión de educar al público en general sobre cómo adquirir vehículos seguros y es, a su vez, la principal fuente de información de seguridad automotriz del gobierno, la cual incluye clasificaciones de seguridad de 5 estrellas, recursos para proteger a los niños dentro del auto e información sobre retiradas del mercado por motivos de seguridad.

Fueleconomy.gov - Agencia de Protección Ambiental (EPA)

Fuelecomony.gov es la fuente de información oficial del gobierno de Estados Unidos sobre ahorro de combustible y ofrece además la guía de vehículos ecológicos de la EPA.

Comprar y ser propietario de un auto - Comisión Federal de Comercio (FTC)

Ser propietario de un auto puede resultar algo costoso. Lea consejos sobre las ventajas y desventajas de alquilar y comprar, las opciones de financiamiento y cómo obtener el mejor precio, aprovechar al máximo las garantías y los contratos de servicio, utilizar el combustible de forma eficiente y evitar la reposesión.

Los contratos de servicio que puede adquirir al comprar un auto nuevo le brindan cobertura para la reparación de ciertas piezas o desperfectos. Los fabricantes, concesionarios o compañías independientes son quienes ofrecen estos contratos, los cuales pueden brindar o no cobertura más allá de la garantía del fabricante. Recuerde que la garantía está incluida en el precio del auto mientras que los contratos de servicio tienen un costo adicional.

Antes de decidirse a comprar un contrato de servicio, léalo detenidamente y analice las siguientes preguntas:

  • ¿Qué diferencia existe entre la cobertura de la garantía y la que ofrece el contrato de servicio?
  • ¿El concesionario o el fabricante ofrecen garantía extendida?
  • ¿Qué reparaciones están cubiertas?
  • ¿Incluye el mantenimiento de rutina?
  • ¿Quién debe pagar la mano de obra? ¿Y las piezas?
  • ¿Quién realiza las reparaciones? ¿Las reparaciones pueden realizarse en otro lugar?
  • ¿Cuánto dura el contrato de servicio?
  • ¿Cuáles son las políticas de cancelación y reembolso?

Artículos adicionales: