​​​​​

Compras inteligentes durante las fiestas

Mantenga sus finanzas seguras al comprar durante esta temporada de fiestas.

El Centro de Prevención de Fraudes de la NCUA educa a los consumidores sobre cómo reconocer los fraudes comunes y cómo actuar si considera que usted es una víctima. Además, brinda consejos útiles para planificar sus finanzas.

Los delincuentes y estafadores utilizan muchas técnicas para engañar a las posibles víctimas. NCUA preparó una lista de consejos que puede utilizar para evitar ser víctima de una estafa navideña.

Observe algunas de las estafas más nuevas y comunes de las que se debe cuidar en esta temporada de fiestas.

¡Recuerde! Si es demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea.

Los delincuentes crean nuevas formas cada año para robar su dinero y su información personal, especialmente durante las fiestas. Investigue antes de hacer una compra o una donación.

PRINCIPALES FRAUDES EN COMPRAS NAVIDEÑAS

Si recibe un email con un asunto en el que se lee "Notificación de entrega fallida de USPS" o algo similar, no lo abra. Los emails dicen ser del servicio postal de los Estados Unidos y contienen información fraudulenta sobre la entrega de un paquete que ha sido interceptado o detenido. Los emails indican a los clientes hacer clic en un enlace para averiguar cuando recibirán la entrega.

Al hacer clic en el enlace se activa un virus, el cual puede robar información personal tales como nombres de usuarios, contraseñas o información sobre cuentas financieras. Estos emails lucen casi igual que las notificaciones oficiales de los verdaderos transportistas debido a que utilizan direcciones de email y logos oficiales que aparentan ser legítimos. Sin embargo, este fraude no solo se limita al servicio postal de EE.UU.

Circulan emails y mensajes de texto fraudulentos similares que parecen provenir de otras compañías transportistas, tales como UPS y FedEx.


 

Usar su laptop, su tableta o su smartphone en zonas Wi-Fi de cafeterías, bibliotecas, aeropuertos, hoteles, universidades y otros espacios públicos es cómodo, pero a menudo no es seguro. Si usted se conecta a una red Wi-Fi, y envía información a través de sitios web o aplicaciones móviles, pueden ser interceptadas por alguna otra persona. Los malos también están por ahí, a la caza de su información.

Una forma en que los estafadores obtienen su información es instalando una señal de Wi-Fi que parece ser una de cortesía, también denominada como melliza. La melliza es similar a una estafa de phishing. Elija la conexión Wi-Fi equivocada y el hacker se sienta en el medio y roba su información personal o financiera. Cuando use una conexión Wi-Fi en un espacio público, es preferible no usar su tarjeta de crédito.

Para proteger su información cuando usa conexiones inalámbricas, envíe información solo a sitios que estén completamente encriptados y evite usar aplicaciones móviles que requieran información personal o financiera.


 

Las tarjetas de regalo que se compran a través de sitios de subastas generalmente son robadas o fraudulentas. Para asegurarse de no ser estafado y le quiten el dinero para las fiestas, es más seguro comprar tarjetas de regalo directamente en el comercio o la tienda minorista.


 

Tenga cuidado al comprar tarjetas de regalo en las tiendas minoristas. Si elige una tarjeta de regalo que no está ubicada detrás del mostrador, tenga en cuenta que los ladrones pudieron haber anotado el código de esta tarjeta o escaneado la banda magnética de la parte posterior. Cada tantos días el ladrón verificará el saldo y canjeará el valor de la tarjeta en línea sin que usted o el destinatario de la tarjeta de regalo lo sepa. Cuando compre una tarjeta ya cargada, siempre solicite al cajero que la escanee para verificar que el monto total esté disponible. Además, verifique que el paquete no ha sido alterado o dañado. Esto puede ser un indicio de que la tarjeta ha sido alterada o reemplazada por una tarjeta sin crédito. Si es posible, registre su tarjeta de regalo con el comerciante.


 

Con las estrategias de phishing, un estafador se presenta como una entidad legítima y utiliza el email y sitios web fraudulentos para obtener la información personal de las víctimas, como números de cuentas, nombres de usuario, contraseñas, etc. Smishing se refiere al envío de mensajes de texto fraudulentos para hacer que la víctima revele su información personal.

Sea cauteloso con los emails o mensajes de texto que indiquen un problema o realicen preguntas sobre sus cuentas financieras. Con esta estafa, los estafadores indican a las víctimas que sigan un enlace o llamen a un número para actualizar una cuenta o corregir un supuesto problema. El enlace dirige a la víctima a un sitio web o un mensaje fraudulento que parece legítimo. Pero, de hecho, el sitio le permite al estafador robar cualquier información personal que brinde la víctima.

Las estrategias actuales de smishing son en las que el estafador llama a los teléfonos celulares de las víctimas para ofrecerles una disminución de las tasas para tarjetas de crédito que la víctimas ni siquiera poseen. Si la víctima dice que no posee la tarjeta de crédito, la persona que llama corta la llamada. Estos estafadores realizan las llamadas desde teléfonos celulares TRAC que no tienen correo de voz o que brindan una señal constante de ocupado cuando se los llama, haciendo que esas llamadas no tengan rastro virtualmente.

Otra estafa es cuando los estafadores indican a las víctimas, a través del email, que ingresen a un sitio web simulado. Un sitio web simulado es un sitio falso que hace que la víctima brinde información personal y luego se la envía a la computadora del estafador.

Las estrategias de phishing relacionadas con los envíos también son muchas. Los proveedores de servicios de entrega legítimos no envían un email a la persona que envía con la programación del envío ni le comentan cuando un paquete ha sido interceptado o demorado temporalmente. Por consecuencia, los emails que informan esos inconvenientes del envío son estafas de phishing que pueden generar una violación de la información o pérdidas económicas.


 

Es importante reconocer las señales de advertencia de las estafas de beneficencia para que no se aprovechen de sus buenas intenciones. La Comisión Federal de Comercio (FTC) tiene dos sitios web para los consumidores sobre fraude y estafas de beneficencia. Es importante reconocer las señales de advertencia de las estafas de beneficencia para que no se aprovechen de sus buenas intenciones.

Además, el Servicio de Impuestos Internos (IRS) tiene una opción de búsqueda en su sitio web que permite a los consumidores encontrar organizaciones de beneficencia legítimas y calificadas donde las donaciones pueden ser deducibles de impuestos. Para obtener más información, visite la lista de organizaciones exentas del IRS.


 

Los delincuentes de Internet publican avisos clasificados y subastas de productos que no tienen y realizan la estafa utilizando tarjetas de crédito robadas. Los estafadores reciben un pedido de una víctima, cobran el monto del pedido con la tarjeta de la víctima y luego utilizan otra tarjeta de crédito que fue robada para la compra real. Se guardan el monto de la compra obtenido de la tarjeta de crédito de la víctima y hacen que el comercio envíe el artículo directamente a la víctima. En consecuencia, un artículo comprado en una subasta en línea pero recibido directamente del comercio es un claro indicio de fraude. Las víctimas de esa estafa no solo pierden el dinero que le pagaron al estafador, sino que pueden ser responsables de recibir productos robados.

Los compradores pueden evitar estas estafas al ser cautelosos y no brindar información financiera directamente al comprador, los vendedores fraudulentos utilizarán esta información para comprar artículos para sus estafas. Para asegurarse de estar haciendo una compra segura y legítima, siempre utilice un servicio de pago legítimo.

Con respecto a la entrega de productos, los estafadores que se presentan como servicios legítimos de entrega ofrecen envíos con costo reducido o gratis a los clientes de los sitios de subastas. Realizan esta estafa brindando etiquetas falsas de envío a la víctima. Estos estafadores no pagan por la entrega de los paquetes; por esto, los proveedores de servicios de entrega interceptan los paquetes por falta de pago y la víctima pierde el dinero que pagó por la compra del producto.

Revise con cuidado la calificación de cada vendedor y los comentarios junto con la cantidad de ventas y las fechas en que se publicaron los comentarios. Sea cauteloso con un vendedor con un 100 por ciento de comentarios positivos con un total muy bajo de publicaciones de comentarios o que tenga todos los comentarios publicados en la misma fecha y hora.

Estos son otros consejos que puede usar para no convertirse en una víctima de un fraude por Internet:

  • No responda emails no solicitados (spam).
  • No haga clic en enlaces que aparezcan en un email no solicitado.
  • Sea precavido con los emails que dicen contener imágenes en archivos adjuntos, ya que estos archivos pueden contener virus. Solo abra los adjuntos cuando conoce a la persona o entidad que los envía. Si es posible, escanee los adjuntos para ver si tienen virus.
  • Compare siempre el enlace que aparece en el email con el enlace al que se lo dirige y determine si coinciden, y si lo llevará a un sitio legítimo.
  • Ingrese directamente en el sitio web oficial del tema identificado en el email en vez de ingresar a través de un enlace de un email no solicitado. Si el email parece provenir de su banco, emisor de tarjeta de crédito u otra compañía con la que usted trata frecuentemente, sus estados de cuenta o correspondencia oficial de la institución brindarán la información de contacto apropiada.
  • Comuníquese con la institución real que supuestamente envió el email para verificar si es genuino.
  • Si se le solicita hacer algo con rapidez, o hay una emergencia, puede ser una estafa. Los estafadores crean la sensación de urgencia para que usted actúe con rapidez.
  • Verifique cualquier solicitud de información personal de cualquier empresa o institución financiera al contactarlos utilizando la información de contacto principal.

 

 

​ ​​​​​

​​​