Comience a ahorrar

Nunca es tarde para AHORRAR.

Está bien si no puede ahorrar mucho dinero. Puede abrir una cuenta en algunas cooperativas de ahorro y crédito por tan sólo $5.00. Luego puede agregar a su cuenta, en cualquier momento, dinero obtenido en cumpleaños, de parte de sus padres, de una asignación o inclusive de un trabajo de media jornada.

¿Sabía que las decisiones que tome hoy pueden tener un gran impacto en la manera que crezca su dinero a través del tiempo? El dinero que ahorre seguramente será útil cuando esté preparado para comprar su primer auto o para ir a la universidad - o aún antes, si ahorra para comprar una bicicleta nueva o un videojuego nuevo. Un centavo ahorrado es un centavo ganado - Benjamin Franklin


1

Consulte a su cooperativa de ahorro y crédito local.

Si sus padres no pertenecen a una cooperativa de ahorro y crédito, pida a su mamá o su papá que le ayuden a encontrar una y asociarse. Puede buscar y obtener información sobre cooperativas de ahorro y crédito cercanas a su hogar dirigiéndose a nuestro Localizador.

2

Abra una cuenta.

Puede pedir a su mamá o su papá que le ayuden a abrir una cuenta en una cooperativa de ahorro y crédito. Muchas cooperativas de ahorro y crédito ofrecen cuentas especiales para jóvenes.

3

Conozca su dividendo.

Las cooperativas de ahorro y crédito le pagan por mantener sus ahorros en la entidad. El dinero que le pagan se denomina dividendo, que es lo mismo que el interés. Asegúrese de estar ahorrando en un lugar que lo recompense por retener su dinero. Para obtener más información sobre esto, consulte El poder de los dividendos.

4

Establezca sus metas.

Antes de gastar su asignación, decida con anticipación cuánto dinero desea ahorrar para el futuro y deposítelo directamente. ¡Podrá ver cómo crecen sus ahorros!

El siguiente es un ejemplo de cómo se puede establecer una meta. Si desea ahorrar la mitad para el futuro y la mitad para unas zapatillas nuevas, tratemos de calcular cuánto tiempo tardaría en ahorrar suficiente dinero. Si las zapatillas cuestan $50 y su asignación es de $5 por semana y ahorra la mitad para el futuro y la mitad para las zapatillas cada semana, le tomará $50 dividido $2.50 o 20 semanas.

5

Haga un presupuesto.

¿Cuánto dinero gana cada semana? ¿En qué gasta su dinero cada semana? ¿Para comprar qué artículos grandes desea ahorrar? Comience su libro diario financiero con lo que quiere gastar y lo que gana para ver dónde va su dinero.

6

Revise cuánto dinero tiene en su cuenta de ahorro viendo su estado de cuenta.

La mayoría de las cooperativas de ahorro y crédito le envían un estado de su cuenta. Los estados de cuenta muestran cuánto dinero hay en su cuenta, si realizó un depósito o un retiro y a cuánto se le paga un dividendo. Es divertido ver sus estados de cuenta mes a mes y observar cómo aumenta su dinero.

7

Benjamin Franklin dijo "un centavo ahorrado es un centavo ganado".

Pregúntele a su familia si le permite juntar sus monedas. Le puede pedir al cajero de su cooperativa de ahorro y crédito envoltorios vacíos de monedas y llenarlos con moneas de uno, cinco, diez y veinticinco centavos. ¡En poco tiempo estará camino a aprender la diversión del ahorro!

8

Junte cupones.

Si sus padres no utilizan cupones para comprar comestibles, pregúnteles si puede buscar cupones para utilizar. Tal vez le permitan guardar algo del dinero que se ahorren en la cuenta del almacén. Puede encontrar cupones en el periódico del domingo o en Internet.

9

Coméntelo.

Haga que sus vecinos se enteren de que está ahorrando para su futuro. Tal vez puedan ofrecerle algún trabajo que ellos no quieran hacer. Es importante que les pregunte a sus padres antes de tomar algún trabajo.

 

Recursos relacionados: