Estafas orientadas a adultos mayores

Los adultos mayores constituyen el segmento de mayor crecimiento en nuestra sociedad y representan además una parte importante de la economía de nuestro país. La creciente población de adultos mayores norteamericanos resulta particularmente vulnerable a las diferentes formas de explotación y abuso. Cada vez con más frecuencia, los delitos financieros en especial, van dirigidos hacia los adultos mayores, y la mayoría de las veces resultan exitosos.

La página web correspondiente a Estrategias comunes de fraude de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), brinda consejos sobre cómo protegerse usted y a su familia del fraude.

Los adultos mayores especialmente, deben estar estar informados sobre las estrategias de fraude por las siguientes razones:

  1. Probablemente los adultos mayores tienen ahorros, son propietarios de una vivienda y/o cuentan con un crédito excelente, y todo esto los vuelve atractivos para los estafadores.
  2.  Las personas que crecieron en las décadas de 1930, 1940 y 1950 fueron formadas para ser amables y confiadas. Los artistas de la estafa pueden aprovecharse de estas características, sabiendo que es difícil o imposible para estas personas decir "no" o simplemente colgar el teléfono.
  3. Es poco probable que los adultos mayores denuncien un fraude debido a que desconocen dónde denunciarlo, se sienten muy avergonzados por haber sido estafados o no saben que han sido estafados. Las víctimas mayores posiblemente no informan sobre estos delitos, por ejemplo porque sienten preocupación por el hecho de que sus familiares pueden considerar que ellos ya no están mentalmente capacitados para cuidar de sus propios asuntos financieros.
  4. Cuando una víctima anciana informa un delito, normalmente ofrece escasos testimonios. Los artistas de la estafa conocen los efectos que causa la edad en la memoria, y por lo tanto tienen muy en cuenta que las víctimas ancianas no pueden proporcionar suficiente información detallada a los investigadores. Además, después del contacto de la víctima con el estafador, pueden pasar semanas y posiblemente meses hasta que la víctima se percate que ha sido estafada. Este lapso de tiempo prolongado dificulta aún más la posibilidad de recordar detalles relacionados con el hecho.
  5. Los adultos mayores están más interesados y son más propensos a consumir aquellos productos que aseguran tener propiedades que incrementan las funciones cognitivas, la virilidad, mejoran el estado físico, son anticancerígenos, etc. En un país donde nuevas curas y vacunas para viejas enfermedades han hecho que los norteamericanos estén esperanzados ante la posibilidad de una vida larga y fructífera, no resulta increíble que los productos que ofrecen los estafadores no puedan lograr lo que prometen.

A qué prestar atención y cómo protegerse usted y su familia

Fraude relacionado con la atención médica o fraude de seguros de salud

​Fraude relacionado a equipos médicos Los fabricantes de equipos ofrecen productos "gratuitos" a las personas. Luego se les cobra a las aseguradoras por productos que no eran necesarios y/o posiblemente no se entregaron.
​Estafas de "laboratorios ambulantes" A las personas se les realizan pruebas innecesarias y a veces falsas, en gimnasios, hogares de ancianos o centros comerciales y se los factura a las compañías de seguro o a Medicare.
Fraude a Medicare El fraude a Medicare puede asemejarse a cualquiera de los fraudes relacionados con seguros de salud que se describieron anteriormente. Los adultos mayores son blancos frecuentes de estafas relacionadas con Medicare, especialmente perpetradas por fabricantes de equipos, quienes les ofrecen productos médicos gratis a cambio de sus números de Medicare. Debido a que el formulario que certifica que el equipo o las pruebas son necesarias, debe llevar la firma de un médico antes de que Medicare pague por él, los artistas de la estafa falsifican las firmas o sobornan a médicos corruptos para que firmen los formularios. Una vez que está la firma, los fabricantes facturan a Medicare por mercadería o servicios que no se necesitaron o no se solicitaron.
 

Consejos para evitar el fraude con la atención médica o fraude de seguros de salud: 

  • Nunca firme formularios de reclamaciones de seguro en blanco.
  • Nunca proporcione una autorización general a un proveedor médico para que facture servicios que ha prestado.
  • Pregunte a sus proveedores médicos qué le cobrarán y qué gastos extras deberá pagar.
  • Revise detenidamente la explicación de su aseguradora con respecto a la declaración de beneficios. Llame a su aseguradora y proveedor si tiene alguna duda.
  • No negocie con vendedores que lo contactan por teléfono o lo visitan en su domicilio, y quienes le informan que los servicios de equipo médico son gratuitos.
  • Entregue su identificación de seguro/Medicare solo a quien le haya brindado servicios médicos.
  • Lleve un registro preciso de todas las consultas médicas.
  • Infórmese si su médico solicitó equipos para usted.    

Fraude relacionado a funerales y cementerios  

Consejos para evitar el fraude relacionado con funerales y cementerios:

  • Sea un consumidor informado. Tómese un tiempo para consultar por teléfono y recorrer antes de realizar una compra. Lleve un amigo con usted quien puede brindarle otra perspectiva que le ayudará a tomar decisiones difíciles. Las funerarias están obligadas a proporcionar listas detalladas de precios generales, por teléfono o por escrito. 
  • Infórmese cabalmente sobre ataúdes antes de comprar uno, y tenga en cuenta que no se necesita ataúd para una cremación directa.
  • Conozca la diferencia entre los cargos básicos de la funeraria por servicios profesionales y los cargos por servicios adicionales.
  • Tenga en cuenta que las regulaciones sobre embalsamamiento se rigen por leyes estatales, y que el embalsamamiento no es obligatorio desde el punto de vista legal, en caso de cremaciones directas.
  • Antes de firmar lea detenidamente todos los contratos y acuerdos de compra, y esté seguro de que se han estipulado por escrito todo lo que usted solicitó.
  • Asegúrese de conocer todos los términos del contrato con respecto a la cancelación y reembolso, así como las opciones de transferibilidad para transferir el contrato a otras funerarias.
  • Antes de pensar en pagar por adelantado, asegúrese de estar bien informado. Al planificar lago para usted, haga conocer sus deseos específicos a las personas cercanas.
  • Como regla general que debe regir todas sus interacciones como consumidor, no permita que lo presionen para realizar compras, firmar contratos o consignar fondos. Estas decisiones son exclusivamente suyas.

Fraude a través del telemercadeo

Si es mayor de 60, y especialmente si es una mujer mayor que vive sola, puede resultar un blanco especial para quienes venden falsos productos y servicios por teléfono. Las estafas a través del telemercadeo normalmente incluyen premios gratis, vitaminas y productos de salud a bajo precio, además de vacaciones económicas. Existen señales de advertencia para estas estafas. Si escucha estas frases o frases similares por parte de un vendedor que lo contacta por teléfono, simplemente diga "no, gracias" y cuelgue inmediatamente.

  • "Debe aceptar ahora, o la oferta no será válida".
  • "Ha ganado un obsequio, vacaciones o un premio gratis". Pero debe pagar gastos de correo y envío y otros.
  • "Debe enviar dinero, proporcionar el número de la tarjeta de crédito o cuenta bancaria, o un mensajero pasará a buscar un cheque". Puede escuchar esto antes de tener la oportunidad de considerar la oferta detenidamente.
  • "No es necesario que otro verifique la empresa". Quienes llaman le dirán que no necesita hablar con nadie, incluyendo un familiar, su abogado, contador, la Oficina local de Buenas Prácticas Comerciales o una agencia de protección al consumidor.
  • "No necesita ningún tipo de información por escrito sobre la empresa o sus referencias".
  • "No puede perderse esta oferta muy redituable y sin riesgos".

Consejos para evitar el fraude a través del telemercadeo:

Es muy difícil recuperar el dinero si ha sido estafado por teléfono. Antes de comprar algo por teléfono, recuerde:

  • No compre a una empresa desconocida. Los comercios legítimos saben que usted quiere recibir más información sobre una empresa y no dudan en proporcionársela.
  • Siempre pregunte y espere hasta recibir material escrito sobre cualquier oferta o beneficencia. Si recibe folletos sobre inversiones costosas, consulte con alguien que pueda brindarle asesoramiento financiero confiable para que los revise. Pero desafortunadamente, tenga en cuenta que no siempre todo lo que está escrito es verdadero.
  • Siempre verifique las empresas desconocidas con la agencia local de protección al consumidor, la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales, el fiscal general del estado, el Centro Nacional de Información sobre Fraudes u otros organismos de control. Lamentablemente no se pueden identificar todos los negocios fraudulentos a través de estas organizaciones. 
  • Consiga el nombre del vendedor, la identificación comercial, el número de teléfono, la dirección, la dirección postal y el número de licencia comercial antes de realizar una transacción comercial. Algunos estafadores proporcionan nombres, números telefónicos, direcciones y números de licencia comercial falsos. Corrobore la exactitud de estos últimos.
  • Antes de dar dinero a una organización de beneficencia o realizar una inversión, averigüe qué porcentaje del dinero se paga por comisiones y qué porcentaje realmente está destinado a la obra benéfica o inversión.
  • Antes de enviar dinero, hágase una pregunta simple. "¿Qué garantía tengo de que este agente de telemercadeo usará mi dinero del modo en que pactamos?"
  • No pague ningún servicio por adelantado. Pague una vez que ha recibido los servicios.
  • No confíe en las empresas que quieren enviar un mensajero hasta su vivienda para que recoja el dinero, aludiendo que esto forma parte del servicio. En realidad lo que hacen es llevarse su dinero sin dejar ninguna pista de quiénes son o dónde se los puede ubicar.
  • Siempre tómese un tiempo para decidir. Las compañías legítimas no lo presionarán para que tome una decisión apresurada.
  • No pague por un "premio gratis". Si quien llama le informa que el pago es por los impuestos, esta persona estará infringiendo la ley federal.
  • Antes de recibir su próxima charla promocional, decida cuáles son sus límites, qué tipo de información financiera esta dispuesto a dar por teléfono.
  • Asegúrese de conversar con un amigo de confianza, familiar o asesor financiero, sobre las grandes inversiones que le ofrecen algunos vendedores por teléfono. No es de poca educación esperar y pensar sobre la oferta.
  • Nunca responda a una oferta que no entiende del todo. 
  • Nunca envíe dinero o dé su información personal, como números de tarjetas de crédito y fechas de vencimiento, números de cuentas bancarias, fechas de nacimiento o números de seguro social, a empresas o personas desconocidas. 
  • Tenga en cuenta que los televendedores usualmente pasan su información personal a terceros. 
  • Si ya ha sido víctima de esto una vez, desconfíe de aquellos que llaman para ofrecerle ayuda para recuperar lo que perdió, a cambio de una tarifa que usted debe pagar por adelantado.
  • Si tiene información relacionada a un fraude, informe a las agencias locales, estatales y federales encargadas de imponer el cumplimiento de la ley.

Fraude por Internet

Como cada vez son más los ancianos que utilizan la web, también aumentan las posibilidades de que sean víctimas del fraude por Internet. El fraude por Internet abarca la no entrega de artículos que se pidieron en línea, y las estafas a través de tarjetas de débito y de crédito. Puede visitar la página web de Fraude por Internet, del FBI, para obtener más información sobre estos delitos y consejos para poder protegerse usted y a su familia.

Estafas relacionadas a inversiones

Debido a que los adultos mayores planifican para su jubilación, pueden resultar víctimas de estafas de inversión. Ëstas pueden incluir estafas de pago anticipado, estafas con garantías de bancos importantes, estafas piramidales y fraude de carta nigeriana. Visite la página web correspondiente a Estafas comunes para obtener más información sobre estos delitos y consejos para protegerse usted y a su familia.

Estafas con hipotecas inversas

El FBI y el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU. (HUD-OIG) instan a los consumidores, especialmente a los adultos mayores, a estar atentos al momento de solicitar productos de hipotecas inversas. Las hipotecas inversas, denominadas también hipotecas de conversión del valor de la vivienda (HECM), han aumentado más de un 1,300 por ciento entre 1999 y 2008, generando importantes oportunidades para los especialistas en fraudes.

Las estafas con hipotecas inversas están diseñadas por profesionales inescrupulosos desde múltiples empresas relacionadas con los bienes raíces, servicios financieros y afines, para sustraer el capital de una propiedad de adultos mayores desprevenidos o para utilizarlos para que ayuden de manera involuntaria, a los estafadores a robar el capital acumulado de una propiedad que ha sido revendida.

En muchas estafas que han sido informadas, se les ofrece a las víctimas ancianas casas, oportunidades de inversión y ejecuciones hipotecarias o ayuda para refinanciar. También se utilizan como falso comprador en estafas con reventas de casas. Con frecuencia se detecta a los adultos mayores a través de iglesias locales y seminarios de inversión, así como por avisos publicitarios que aparecen en televisión, radio, carteles y por correspondencia.

Un producto de préstamo HECM legítimo está asegurado por el Organismo Federal de Vivienda. El cual permite a los propietarios de vivienda elegibles acceder al capital acumulado en sus vivienda, a través de la entrega de fondos sin que se deba realizar un pago mensual. Los acreedores que podrán ser elegibles, deben ser mayores de 62 años, la vivienda en que viven debe ser su única residencia y deben ser propietarios de la misma o tener un saldo hipotecario pequeño.

Consejos para evitar las estafas con hipotecas inversas:

  • No responda a publicidades no solicitadas.
  • Sospeche de quien le informe que usted es dueño de una propiedad sin necesidad de un pago de entrada. 
  • No firme nada que no entienda. 
  • No acepte pagos de personas por una vivienda que usted no compró. 
  • Busque asesoramiento de su asesor de hipotecas inversas.

Si resulta víctima de este tipo de fraude y desea presentar una queja, envíe la información a través de la linea de ayuda electrónica del FBI o a través de la oficina del FBI local. También puede presentar una queja a HUD-OIG en www.hud.gov/complaints/fraud_waste.cfm o llamando a la línea del HUD al 1-800-347-3735.
Lea el boletín de información de inteligencia sobre hipotecas inversas del FBI.

Otros recursos sobre fraudes que afectan a los adultos mayores:

 

 

Artículos adicionales: